Rap de la tolerancia

Escucha hermano, todos estamos aquí para parar este juego de inhumanos.
No importa el dinero, no importa el color, no importa la raza, solo importa el corazón.
Soy distinto, qué más da, en esta vida hay variedad.
Que no sea igual que tú no significa que sea diferente, el ser racista no te hace más inteligente.
Oye, hermano, escucha lo que digo: “aunque seas extranjero, no eres mi enemigo”.
Chinos, negros, qué más da, el respeto reinará, todos juntos pa’ ayudar, tú respeta y te ayudarán.
Nadie es mejor por tener mucho dinero, todos somos iguales en el mundo entero.
Juzga por lo que hacen no solo por lo que ves ni por lo que piensas o por lo que crees.
No nos importa la raza ni el color y si a ti te importa desprendes mal olor.
No juzgues si no quieres ser juzgado, si vienes a insultar échate a un lado.
El racista se queja de que el extranjero le pega, pero siempre oculta que él empieza la pelea.
Qué se puede hacer para proteger su dignidad, qué se puede hacer para devolverles a la humanidad.
Aunque de otro color o de otra religión, lo importante está en tu corazón.
Somos iguales, somos diferentes, no nos importa lo que diga la gente.

Somos iguales, somos diferentes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de la banda sonora de dos secuencias de la película "Encantada"

Tocar un instrumento ayuda a tu mente