Danzas polovtsianas de A. Borodin

Vamos a comparar 3 transcripciones de esta misma obra.
1ª. Versión para orquesta
Orquesta filarmónica de Berlín
2ª. Versión para coro y orquesta
Orquesta filarmónica y coro de Utah
3ª. Versión para banda
Banda sinfónica de Leganés

Las Danzas polovtsianas son quizás la parte más conocida de esta ópera, pues se suelen escuchar separadamente de la misma en versión de concierto. En ella se agrupan algunos de los temas más representativos y pegadizos de dicha obra, por ese motivo se habla de suite (es decir, conjunto de danzas) de concierto.

La versión orquestal consigue un equilibrio sonoro entre sus fuerzas instrumentales que le hace capaz de graduar perfectamente una gran gama de matices que van desde el pianissimo del comienzo hasta el tutti espectacular de la tercera sección.

El coro de la segunda versión suma su poderosa fuerza a la de la orquesta, lo que produce un efecto aún más impresionante, sobretodo cuando intervienen todos ellos; también las voces destacan mejor los temas y el contrapunto que se produce con la orquesta.

En la versión para banda sinfónica cambia el colorido tímbrico y son los vientos los que llevan el peso tanto de la melodía como del acompañamiento. El efecto es menos espectacular que en las otras dos versiones, pero igual de eficaz para el oyente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de la banda sonora de dos secuencias de la película "Encantada"

Tocar un instrumento ayuda a tu mente