Stand by me

Aquí tenemos el famoso ostinato de "Stand by me". Dale al play para escucharlo y comenta abajo si se parece o no al original.
El tema “Stand by me” que compuso Ben E. King en 1961, está basado en un gospel del mismo nombre con cuya letra está relacionado, pues empieza diciendo: “When the storms of life are raging, Stand by me” (cuando la tormenta de la vida esté rugiendo, quédate conmigo), pero con el que no tiene mucho que ver musicalmente.
Uno de los ganchos que tiene la canción es ese ostinato que llevan el bajo, el güiro y el triángulo que inunda toda la canción y que lo hace reconocible desde los primeros segundos. Esta misma base armónica está presente tanto en las estrofas como en los estribillos y al contrario de lo que pudiera parecer, no es aburrido, le da cierta unidad, y la variedad la proporciona la melodía siempre cambiante y, en ocasiones, improvisada.
La voz del cantante, desgarrada a veces, comienza con frases cortas en un registro medio y poco a poco va subiendo de tono hasta el estribillo, proporcionando así mayor emoción. La lista de intérpretes la completan un conjunto de cuerdas y un coro que contribuyen a un fondo sonoro, a partir de la segunda estrofa, formado por notas largas; luego, en el puente, cobran mayor protagonismo y cuando regresa la voz en la coda las cuerdas interpretan también el ostinato del bajo pero más agudo, proporcionándole al final un mayor impulso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Análisis de la banda sonora de dos secuencias de la película "Encantada"

Tocar un instrumento ayuda a tu mente